A decir verdad el encierro más doloroso y difícil que he tenido en mi vida han sido los escrúpulos. La cárcel es ‘a piece of cake’ comparada con el encierro y la oscuridad que acarrean los escrúpulos. Los escrúpulos son una experiencia de encarcelar el alma que es peor que cualquier encierro del cuerpo. El miedo que producen los escrúpulos son mucho mas tenebrosos y oscuros que la cárcel misma. El miedo hace que alma no brille, pierde color, pierde el sentido de la misericordia de Dios, del perdón, del entendimiento de la propia humanidad y sus limitaciones. El miedo hace que el alma se paralice y se esconda… Los escrúpulos fueron causados por un mal entendimiento de Dios y de mi relación con El. Los escrúpulos son miedos causados o producto de una mala comunicación entre los deseos e inclinaciones del alma, las expectativas externas, la propia relación y entendimiento de Dios.

Dios es a Parent, es la primera y mas importante enseñanza de Jesucristo. Cuando oren digan: Padre Nuestro… Dios es a PARENT! Como Parent quiere lo mejor para sus hijos, respeta y nos ama con nuestras limitaciones. Tiene una mirada amorosa hacia cada una de nuestras decisiones, y como Parent esta ahí ‘all the way’ sin nunca dejarnos solos, ni apoyarnos en el camino.